martes, 16 de febrero de 2016

[Videojuegos] El futuro de la Realidad Aumentada

Desde el lanzamiento del trailer Pokémon GO y la demostración de las Hololens en el pasado E3, en la industra se ha estado hablando mucho sobre el futuro de los juegos y la realidad aumentada. En las siguientes líneas discutiremos sobre esto.





Pero a mí me gustaría hablar sobre un futuro algo más lejano, no sobre Invizimals y Minecraft, concretamente, al futuro, al 21 de Octubre del 2015 (Wow, es difícil hacer referencias a Regreso al futuro ahora que esa fecha es en pasado). En una escena de esta película, podíamos ver como se utilizaba un artilugio parecido a las Hololens de forma cotidiana, al igual que hoy en día los Smartphones. Y si me preguntáis, creo que el futuro de estos es un dispositivo con esas mismas características.


Hoy en día, estos juegos no están, ni pueden estar, construidos para situaciones o localizaciones reales. Algunos usan Google maps o la cámara de tu móvil para recrear un escenario, y el juego ocurre encima de este escenario, pero no están integrados. Imagina por ejemplo, un juego en el cual tuvieras que abrirte paso a través de hordas de orcos hasta lo alto del cristo de Brasil, donde ocurriría la batalla con un jefe final, y la recompensa fueran las vistas (Puede ser un ejemplo simple, pero ya es algo mejor). Pero sería increíblemente costoso hacer algo parecido para cada monumento, y poco rentable para solo uno.

Por suerte, Google ya tiene una increíble base de datos, con un montón de tags e información sobre distintas localizaciones. Imagínate ir por la calle con tus Hololens, pasar cerca de una librería, y que un aviso te recordara en tu línea de visión, que tienes una quest disponible de un juego RPG en el cual tienes que recoger un tomo antiguo, como por ejemplo, la Divina Comedia, ya que te podría avisar de si esa librería tiene copias disponibles del libro. O quizás escanear el código de barras de una malla de verduras para ganar vida, hacer deporte para ganar resistencia en un personaje, que luego al llegar a casa,
usarás para jugar de forma habitual. Escanear una copia de Los ideales del rey para desbloquear una línea entera de misiones o subir habilidades como destreza o poder mágico. Pensad bien la de cosas que se podrían hacer y aprender integrando juegos con acciones diarias de la vida real cuando no es necesario sacar el móvil o estar pendiente de él siempre, si no que la información aparece en tu campo visual de forma natural.
                                        
Pero esto no va sobre videojuegos, es más, el uso más habitual no sería este. Imaginad comprar en un supermercado, con notificaciones sobre el producto y donde se encuentra a mejor precio, recrear escenarios virtuales para aprender, por ejemplo, a realizar cirugías, ya que hasta ahora la única forma de practicar era con pacientes reales. Todo esto, en un futuro, cuando toda la información se encuentre en nuestro campo visual, sin la incomodidad y la ruptura de inmersión de sacar y mirar el móvil continuamente. Aquí os dejo con Project Tango:




Los riesgos de esto, el mal uso para publicidad, ya que podrían bombardearnos con publicidad visual, o quizás más sutil. Imagina un juego de espías en la vida real, donde el dosier (virtual) con la información de la siguiente misión se encuentra en los Starbucks. ¿Cuántos no se harían un café u otra cosa ya que estás allí? O quizás un Pokémon que solo aparece en medio de un Carrefour. Creédme que el traer personas aunque no sea con la intención inicial de comprar, es algo con lo que los publicistas de momento solo sueñan en sus noches más húmedas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada